top of page
  • Javier Romano

La Cultura del Quaternity


No cabe duda, al menos para mí, de que el juego de ajedrez de cuatro jugadores conocido como Quaternity es sólo la punta del iceberg de un acontecimiento mucho mayor que ya se ha dado en llamar la «cultura del Quaternity».

Este juego, con sus dinámicas y situaciones peculiares, engloba y encarna principios que son compatibles con los nuevos y también futuros desarrollos de la humanidad.

Parece una afirmación bastante grandilocuente, pero si pudiéramos hacer un viaje al futuro y ver la situación y volver a la actualidad, probablemente entenderíamos por qué. ¿Cuán lejos en el futuro? Menos de cien años. Lo que ahora puede parecer un mendigo o un infante se mostrará como un rey y un individuo maduro en un escenario futuro no muy lejano. Debemos ayudarle a crecer.

Paradójicamente, al hacerlo, nos ayudará a crecer. La participación crea resonancia y ambas partes se benefician. Pero o se escucha o no se escucha la llamada a participar. Existe una afinidad natural basada en la resonancia entre el juego y el jugador. Y no es necesariamente porque uno haya jugado antes al ajedrez. Tengo poca o ninguna experiencia en ajedrez y, de hecho, nunca me ha realmente cautivado ese juego. Es solo mi experiencia personal. Pero Quaternity es un juego completamente diferente. Es imprevisible por definición. Este factor abre la percepción a infinitas posibilidades. La creatividad se expresa con cada movimiento, de uno mismo o de los otros jugadores. Es como la vida misma, representada en miniatura.


Veamos ahora a Quaternity como fenómeno cultural y sus posibles etapas de crecimiento. Pero antes, un poco de historia:


«Quaternity Chess nació, tras un largo parto, una noche de Enero del 2014, en una parada de descanso de una caravana a través de la India, en Rajastán, para ser preciso, Como ocurre con todo nacimiento, una historia lo precedía. Los elementos de esta historia fueron reunidos por las cuatro personas que estábamos allí esa noche, y de hecho, estos mismos elementos o capítulos, pueden verse reflejados en el juego mismo.»

Introducción a las Reglas Internacionales de Quaternity (2015). Arif Shah




En su obra «El Pueblo del Secreto», Ernst Scott, citando a R. Collin, propone un marco de trabajo para comprender los cambios en los ciclos de las culturas humanas a lo largo de la historia. Este concepto me pareció muy interesante y decidí considerarlo para investigar si pudiera aplicarse también a la cultura del Quaternity, que estaría marcando al mismo tiempo el inicio de una nueva cultura histórica.


«Rodney Collin sugirió que los términos logarítmicos de la vida humana, 10: 100: 1.000 deberían ser extrapolados a la serie 100: 1.000: 10.000 (meses lunares) lo cual es aproximadamente 8, 80 y 800 años. Si la analogía funciona, ocho años será el período de gestación de una cultura; ochenta el período de su autoexpresión física y 800 años el total de su vida. Al final de los 800 años morirá. Algunos hombres mueren antes de los 70 u 80 años. Algunos viven más de cien, pero los intervalos dados por la serie de 10: 100: 1.000 meses lunares representarán el promedio humano, y los períodos de 8, 80 y 800 años representarán el promedio para las culturas. Durante los ocho años que una cultura está en el seno, el Hombre Consciente que la ha concebido reúne alrededor suyo un cuerpo de materiales, un círculo interior de discípulos. Se elabora una Enseñanza. La enseñanza es la personalidad de la cultura futura; puede tomar la forma de una expresión artística, o un nuevo principio científico. Quizá se componga un libro, o un código de principios. Se elabora un símbolo que será la rúbrica de la cultura hasta que muera. El carácter de una cultura, como el carácter de un hombre, se forma en el seno materno y la totalidad de su vida será una expresión de ese carácter y no otro. Ochenta años es el período de la expresión física de una cultura en el mundo exterior, ejemplificado en la deslumbrante expansión de inventos y creaciones que es tan visible -y tan inexplicable- al comienzo de cada período cultural.»


«...En cada etapa, el hombre tiene que abandonar lo seguro, lo fiable y, para sus momentos presentes, lo más avanzado. En cada etapa tiene que luchar con la fuerza negativa de la inercia. Tiene que superar un obstáculo mental del mismo modo que una vez tuvo que superar obstáculos biológicos. Si triunfa, aprende más, comprende más, se acerca a la participación. Puede ser que ahora se le pida confrontar -y aceptar- el mecanismo de su propia evolución».


El Pueblo del Secreto. La tradición oculta. Ernst Scott. p.46, 47, 66



El siguiente gráfico muestra la concepción del juego de Quaternity en 2014; la publicación del primer libro oficial de reglas al año siguiente y el posterior crecimiento exponencial en el siguiente período de «gestación». Nótese que las primeras Asociaciones de Clubes empiezan a florecer internacionalmente en 2023, ocho años después. La aplicación online (play.quaternity.com) aparece aproximadamente a mitad del periodo de gestación. Todos los años se han disputado torneos internacionales, tanto online como de forma presencial. Las reglas se han perfeccionado, en ocasiones se han cambiado por otras más funcionales. Los árbitros se han formado espontáneamente a lo largo de los distintos torneos. Todo como en una especie de fase de ensayo, como preparándose para un futuro desarrollo cada vez más profesional. Se han diseñado y producido juegos de Quaternity en varios materiales, en diferentes partes del mundo. Se han madurado y puesto en marcha estrategias para promover el juego en distintos sectores de la sociedad. Se ha establecido un marco jurídico para proteger los derechos de autor del juego y finalmente se ha creado una empresa. En la actualidad se juegan miles de partidas al día online y el número de adeptos crece continuamente. Los miembros pueden adquirir paquetes de software para organizar sus propios torneos. Y así sucesivamente...







En el siguiente gráfico observamos los períodos de 8, 80 y 800 años:








¿Qué implicaría realmente una nueva cultura originada en torno a un juego de cuatro jugadores o, por el contrario, este juego simbolizaría y representaría los valores fundamentales del nuevo paradigma, como una especie de mandala? ¿Existe aquí una clave para comprender su potencial y sus posibilidades futuras? Quizá E. Scott ofrezca de nuevo una respuesta plausible a estas preguntas.


«...Un gran acontecimiento yacía en el futuro temporal del hombre. Existía ya en la eternidad, y ahora necesitaba hacerse efectivo en la escala temporal. El acontecimiento es una mutación en la naturaleza evolutiva del hombre que implica una nueva modalidad de experiencia, un nuevo órgano de percepción. Aunque latente, quizás, desde que el hombre emergió de sus ancestros, es un órgano de experiencia que sólo intermitentemente ha estado activo en ciertos individuos excepcionales. El hombre está destinado a heredarlo un día como parte de su experiencia total. Para este acontecimiento el hombre tenía que ser preparado. Ciertas razas prometedoras de pre-hombres se extinguieron inexplicablemente, y se ha aventurado que esto ocurrió porque fueron incapaces de adaptarse al intelecto -para ellos una experiencia incomprensible e ingobernable. Análogamente, una función que da acceso a un mundo cuatri- dimensional puede ser igualmente desastrosa para el Hombre Moderno basado en el intelecto. Ciertos requerimientos anímicos, una específica gravedad psíquica mínima es necesaria antes de que una nueva modalidad tan radical se pueda intentar».


El Pueblo del Secreto. ¿Un directorio secreto? Ernst Scott. p.86, 87


La activación de la «función» que da acceso a un mundo cuatri-dimensional puede ser tanto el resultado de una necesidad real intensa en algunos individuos como la consecuencia de una preparación metódica. Se trata de la percepción extrasensorial, el tipo de visión que completaría y realizaría nuestro propósito humano en esta vida. Esta necesidad es el impulso de trascender las limitaciones humanas para tener pleno acceso al potencial latente que la humanidad, de alguna manera, ha cesado de buscar. Y aquí es donde la práctica regular de Quaternity podría ser de inestimable ayuda. ¿Cómo? Descubrámoslo juntos en el juego mismo.


«Estamos en las primeras fases de crecimiento de Quaternity y de lo que me gusta llamar la cultura Quaternity. Ya han pasado unos cuantos años, pero su crecimiento aún está en sus primeras etapas y, si Dios quiere, veremos cómo continúa durante muchos años, décadas y, quién sabe, incluso siglos. Somos muy afortunados de estar en el principio. Quaternity es todavía un juego joven, la cultura está todavía sin desarrollar y eso significa que todo el mundo puede participar y esto es una de las cosas más atractivas de Quaternity y cualquiera puede jugar y es divertido. Obviamente, tiene niveles más profundos, pero esencialmente, es un juego divertido porque tenemos una cultura que aún no es ‘profunda’, que está abierta a cualquiera, así que nadie tiene que sentirse intimidado o preocupado ni nada por el estilo. Simplemente se juega. Por lo general, todos lo disfrutan y ciertamente es una experiencia muy interesante. También significa que el juego se desarrollará y cambiará con el tiempo, por lo que la forma en que la gente juega ahora se desarrollará y cambiará, y esta es otra característica muy agradable de Quaternity y, de hecho, todos los que juegan aportan su propio valor al juego y es muy inclusivo en ese sentido, por lo que todo el mundo tiene que limitarse a jugar y, dado que es un juego experiencial, quiero decir con esto que realmente tienes que jugar para experimentar el juego en su totalidad. Todas las respuestas están en el tablero.»


Inauguración del Torneo de Quaternity. Brasil. 2021. A. Shah


ooo























Σχόλια


bottom of page