Our Recent Posts

Tags

  • Javier Romano

No es un accidente que hoy estemos todos jugando aquí



Así como “no es accidente que hoy estemos todos aquí”, tampoco es un accidente que nuestro Amigo nos haya ‘ofrecido’ una nueva, moderna versión del juego del Ajedrez.

La práctica regular del Ajedrez Quaternity te enseña algunas cosas importantes, algunas de ellas coinciden con aquello que el Ajedrez tradicional ayuda a desarrollar en un practicante. Se ha hablado y escrito mucho sobre eso y, afortunadamente, algunas escuelas y otras instituciones educativas han incorporado el Ajedrez en sus programas de estudio.

El ajedrez es considerado un deporte, un arte, una herramienta pedagógica y una forma exquisita de entretenimiento.

Los bien documentados y obvios beneficios de esta actividad incluyen el desarrollo y el mejoramiento de la atención, la memoria, la concentración, el pensamiento lógico, táctico y estratégico, el autocontrol, la paciencia, la flexibilidad, la psicomotricidad, el sentido lúdico, un incremento de la reserva cognitiva, la gestión del tiempo, la coordinación armoniosa de los hemisferios cerebrales, la prevención del mal de Alzheimer, la demencia senil, etc.


“…Paciencia… y si estás jugando a los naipes o a un juego de mesa o algo así o quizá cualquier otro juego.. puedes esperar pacientemente la oportunidad de ganar; si estás jugando ajedrez tienes que ser, por definición, paciente, a menos que estés jugando ajedrez de 5 minutos que es algo rápido..”

“The rules or secrets of the Naqshbandi Order”. Omar Ali-Shah


Pero... el Ajedrez Quaternity tiene mucho más para ofrecer. Algunas de mis observaciones iniciales -más bien intuitivas entonces- basadas en la experiencia del juego fueron escritas en mi blog, como ésta, por ejemplo:


“La mayoría de la gente asocia el ajedrez con una actividad intelectual, cuasi científica, monopolizada por genios matemáticos. Esta es una razón muy válida para que eviten la participación desde el principio.

Parafraseando una frase de uno de sus creadores: el Ajedrez Quaternity vuelve a introducir la dimensión humana en el juego. Renueva la alegría de experimentar y compartir el placer lúdico con familiares y amigos mientras las reglas básicas del juego y su sabiduría ancestral aún están en pie.

A diferencia del ajedrez tradicional, las probabilidades de predecir los movimientos del oponente son mínimas, casi inexistentes. Esto puede confundir a muchas mentes rígidas, pero es un ejercicio óptimo para dejar ir los prejuicios y los patrones de pensamiento fijos.

En términos de juego, encontrarás que una vez que hayas movido una pieza y antes de que sea tu turno nuevamente, habrá tres movimientos más, no solo uno, que alterarán completamente tus planes iniciales, por lo que tendrás que estar preparado para reconsiderar tus tácticas o incluso cambiar completamente la estrategia y adaptarte a las circunstancias recientemente desarrolladas.

Estos y muchos otros factores hacen del Ajedrez Quaternity un instrumento único no solo para el entretenimiento, sino también para la práctica del pensamiento estratégico, intuitivo y lateral por igual ”.

“La reencarnación del juego de Ajedrez”. Noviembre del 2018


Y en una reflexión más reciente:


“A diferencia del ajedrez tradicional, el Ajedrez Quaternity no puede ser predecible en términos matemáticos.

En este juego no es necesario que ejercites únicamente tu pensamiento lógico y lineal.

Un buen desempeño lúdico depende de la alternancia equilibrada de las dos principales funciones cerebrales principales y un ‘poco más’. Este 'poco más' sería una especie de sexto sentido, intuición o incluso percepción extra sensorial (ESP en inglés) que puede estar en sintonía con el flujo de lo que podríamos llamar “el viento de la Divinidad” (Kami-Kaze, en japonés) .

Este elemento ‘misterioso’, aunque omnipresente, puede manifestarse durante un juego en cualquier momento, a veces de manera muy notoria, influyendo en las intenciones de los jugadores y alterando radicalmente la dirección del juego de maneras inesperadas.

Estar abierto y en sintonía con esta fuerza intangible puede ayudar ocasionalmente a ganar, tanto como saber cómo usar el viento si estuvieras navegando.”


“El viento de la Divinidad”. Abril del 2019


"San Genadio, (España, s. X) obispo de Astorga, fue el primer santo en tener su nombre asociado con el ajedrez. Genadio, se dice, recomendó el ajedrez como un medio de concentración y un vehículo para acercarse a Dios".


“A History of Chess: From Chaturanga to the Present day”. Yuri Averbakh. p. 46


Pero, por sobre todo, contamos con el "ojo" de nuestro Amigo sobre este juego. Puede enseñar y transmitir su mensaje a través de él así como con cualquier otro medio que él elija y crea oportuno. Porque no es solo un juego, como él mismo afirma en la introducción al libro de las Reglas:

“…Dos cosas habían permanecido conmigo: la simplicidad de un movimiento hermoso, y cómo éste permanecía escondido a plena vista hasta el momento indicado, y el sentimiento inamovible de que el Ajedrez no era ¨solo” un juego. En la teoría sufí el Ajedrez es una herramienta de enseñanza, pero nadie parecía tener muy claro cómo se usaba ni para enseñar qué.

Yo tenía mi teoría. La complejidad del juego apuntaba hacia allí. Durante la caravana, fue cobrando forma en mi cabeza: como los movimientos de Gurdjieff [las danzas], al igual que las formas originales del Yoga, el Ajedrez era usado como herramienta para ocupar tan completamente el organismo Humano y restringir tan completamente el Ego, que su práctica permitía que las facultades humanas más sutiles pudieran operar y, en efecto, informar la Conciencia”. “Quaternity Chess. International Rules”. Introduction. Arif Shah


Pero este es un juego que no solo puede ayudarte a desarrollar muchas habilidades, sino que también se encuentra en una etapa de "crecimiento", como ha comentado nuestro Amigo. El hecho de que algunas de las reglas básicas registradas al principio ya hayan sido modificadas, incluida la puntuación de los jaque mates, lo demuestra. Otro factor es que nosotros, como grupo, somos una especie de 'pioneros' descubriendo las posibilidades del juego, sumando nuestra experiencia personal y ocasionales sugerencias que surgen de la práctica habitual.

El tablero de ajedrez planetario se ha expandido, así como lo hace nuestra Galaxia. El número de jugadores ha ido de 2 a 4. El tablero ha incrementado sus casilleros de 8 a 12, de 64 a 144. Algunas reglas se mantienen igual, otras han cambiado.


“El número Ocho canta alabanzas con nosotros. Amén.

El número Doce danza en lo alto. Amén.

El Todo en lo alto tiene parte en nuestra danza. Amén.

Quien no danza, no sabe qué va a suceder. Amén”. Hechos de Juan, 94

“Los maestros de Gurdjieff”. Rafael Lefort. p.48-9


¿Hay, por casualidad, algo en este juego que se parezca a una danza?


Recuerdo claramente al principio de una partida, hace ya algunos años, que los cuatro jugadores pasaron lo que parecía un largo tiempo moviendo algunas piezas dentro del área de nuestras fortificaciones. Esto es en realidad bastante común y conocido ahora por la mayoría de los jugadores habituales, al ir aprendiendo lo que nos conviene saber, en particular al comienzo de una partida. Y terminé relacionando esta situación en el tablero de ajedrez con el minuet francés, famoso por sus pequeños pasos. Por un lado, me ponía nervioso, ya que esta "ceremonia" parecía nunca acabar, hasta que normalmente uno de los cuatro jugadores "rompía el hielo" y lanzaba una ofensiva de algún tipo, a menudo en forma de sacrificio de una pieza valiosa -normalmente un caballo- para iniciar la acción debilitando la defensa de alguien. Esto, en cierto modo, se consideraba el verdadero comienzo del juego, todo lo que había sucedido antes era sólo la preparación y la colocación de las piezas.

También de mi blog salen estas pocas líneas en elogio de la danza:


"...Sin la presión del factor tiempo, el elemento competitivo tiende a disolverse en un cuadro más amplio. Hay belleza en cualquier etapa del juego. Todo sigue un cierto curso, y produce un cierto patrón, las combinaciones son infinitas. Ahora no estás en pos de derrotar a otros, eres parte de una especie de danza "cósmica", donde todo lo que haces influye en los demás y viceversa. El resultado final ya no es la principal motivación, el 'viaje' mismo se convierte en la parte trascendente del juego, no la llegada a destino”.

"La eterna danza de la belleza". 11 de abril de 2020


“En el juego normal de ajedrez hay dos lados enfrentados.

Sin embargo, el Juego ha cambiado.

No hay dos "equipos contrarios" en este Juego, hay varios.

Cada lado tiene su propia agenda -muestra sus propios colores-

y espera en todos los rincones disponibles.

La complejidad del tablero de juego ha aumentado considerablemente.”


“Welcome to the Machine”. A Revolution in Human Becoming. Kaleb Seth Perl. p. 145.

“ Las posibilidades son infinitas. El Ajedrez es la guerra, pero el Quaternity es la vida.”

IQCA Official Website. Arif Shah

“Desde el punto de vista del observador del juego, no hay ganadores ni perdedores. Solo hay un proceso constructivo que conduce a la formación de una nueva facultad. Es de esta manera que aquellos que están viendo el juego pueden familiarizarse con las diversas etapas de la activación de la estructura interna de la mente humana”.


“El que no prueba, no sabe”. Wes Jamroz


Y probablemente no sería admisible - continuando con la línea de cambios previos - que un salto cuántico de conciencia hacia una nueva realidad cuatridimensional tuviera representación física en nuestra realidad tridimensional con un diseño y forma concretos, una ‘cristalización’ de esa proyección superior: nuestro tablero de Ajedrez Quaternity de 12 x 12. (12 x 12 = 144 = 9 )


“…¿Qué es el 8 y qué es el 9? Para empezar, 9 es uno más que 8 y, de hecho, es todo lo que necesitas saber y todo lo que te voy a decir.

Entonces, ¿por qué presenté el tema? Ojalá lo supiera. Sin embargo, haré una conjetura, que es que tiene un significado cosmológico.

¿Por qué? Simplemente porque el cosmos es más antiguo que la Tradición, pero las personas que crearon y diseñaron la Tradición tuvieron que inspirarse en algún lugar.

Naturalmente, los voy a decepcionar porque no les voy a decir dónde ni cuándo, pero lo que puedo decir ahora es que la razón y la función detrás de estos dos números es muy específica.

Verás ambos números en la forma del octágono y el eneágono o eneagrama en el 75% al ​​80% de los diseños de la Tradición, en permutaciones de estos dos números".


“Sufismo como terapia”. Omar Ali-Shah. págs. 191-194


Los siguientes conceptos pueden proporcionar un atisbo del panorama general:


“…Un gran acontecimiento yacía en el futuro temporal del hombre. Existía ya en la eternidad, y ahora necesitaba hacerse efectivo en la escala temporal. El acontecimiento es una mutación en la naturaleza evolutiva del hombre que involucra una nueva modalidad de experiencia, un nuevo órgano de percepción. Aunque latente, quizás, desde que el hombre emergió de sus ancestros, es un órgano de experiencia que sólo intermitentemente ha estado activo en cierto individuos excepcionales. El hombre está destinado a heredarlo un día como parte de su experiencia total.

Para este acontecimiento el hombre tenía que ser preparado. Ciertas razas prometedoras de pre-hombres se extinguieron inexplicablemente, y se ha aventurado que esto ocurrió porque fueron incapaces de adaptarse al intelecto -para ellos una experiencia incomprensible e ingobernable. Análogamente, una función que diera acceso a un mundo cuatri-dimensional podría ser igualmente desastrosa para un Hombre Moderno basado en el intelecto. Ciertos requerimientos anímicos, una específica gravedad psíquica mínima es necesaria antes de que una nueva modalidad tan radical pueda ser implementada”.


“El pueblo del secreto”. Ernest Scott. Pp. 86-7


Sin dejar de reconocer en modo alguno su bien establecido prestigio, sus antiguos orígenes y su influencia transcultural, como también su sugerida e implícita función simbólica e iniciática, me parece que el juego tradicional de Ajedrez ejemplifica y sigue aún representando, (si extrapolamos los conceptos arriba expresados) al Hombre y Mujer Modernos basados en el intelecto.

En las historias Sufíes que nos son familiares, vemos que las acciones de los Maestros a menudo se comprenden y se ven por lo que son, mucho después de que ellos han cumplido su misión principal. Quizás si desarrolláramos nuestros órganos internos de percepción, podríamos presenciar en el marco de nuestras vidas el significado real de sus acciones. O como mínimo, dejar de imaginar que sus acciones sean algo con menos significado del que actualmente poseen.


“Ahora que estoy muerto, podéis leer algo sobre la verdad del Sufi.

Si esta información se os hubiera dado, directa o indirectamente, cuando yo estaba perceptiblemente entre vosotros, todos, excepto unos pocos, sólo habríais alimentado con esto vuestra avaricia y vuestro amor por las maravillas.

Sabed, entonces, que lo que está haciendo el maestro Sufi, por el mundo y por las personas, grande y pequeño, a menudo no es visto por el observador.

Mi tarea ha sido beneficiaros.

La tarea de hacer que ese beneficio os sea perceptible, corresponde a otros”.

Mirza Abdul-Hadi Khan de Bokhara.”


“El Camino del Sufi”. Idries Shah. p. 316-7


Me inclino a considerar al Ajedrez Quaternity como uno de los posibles regalos que da un maestro a su comunidad, por razones que eventualmente se comprenderán en un futuro no muy lejano.

Como en la historia que sigue:


El Baba errante


“Acompañado por un pequeño grupo de discípulos, Chara, el Baba Errante, emprendió un viaje para visitar a los muchos círculos de derviches que se habían establecido en una cantidad de países.

En Samarcanda, el Babá dio un sermón a sus seguidores, y luego pasó varios días separado de ellos, arrojando pequeñas monedas a los niños del pueblo, obligándolos a zambullirse en el río para buscarlas.

Los discípulos se disgustaron y los pobladores exclamaron:

“Cuanto más pronto este ignorante y ridículo derviche se aleje de nuestra vecindad, mejor.”

En Bojara, el Babá impartió unas enseñanzas, luego reunió a la gente y le contó chistes hasta que las lágrimas corrían por sus mejillas. Algunos dijeron “esto es vergonzoso para un hombre de fe, un maestro y además Hakim.” Otros pensaron: “Si esto es religión, riamos todo el camino al Paraíso!” Pronto, todos en esa ciudad se volvieron adictos a los chistes y a las bromas.

En Badakhshan, el Babá inició a algunos seguidores, y luego dio clases de canto y baile, hasta que todos en esa remota provincia se dedicaban sólo a eso. Algunas personas lo aprobaron, otras se sintieron profundamente desilusionadas. Cuando el grupo llegó a Kandahar, el Babá les ordenó a todos que dejaran de escribir y ejercitar caligrafía, incluso iluminar manuscritos, hasta que la gente mordió sus pulgares horrorizada, deseando que este desastre pasara.

Pronto, sin embargo, -tal era el poder del ejemplo y energía del Babá- la natación se volvió una característica de Samarcanda, Bojara se transformó en el hogar del humor, y en Kandahar surgió una escuela de pintores y realizadores de miniaturas, porque las personas habían olvidado cómo escribir.

Veinte años después Chara, el Errante había muerto. Uno de sus discípulos cuenta:

“Volví a viajar por los caminos que había recorrido con mi maestro y fue así como percibí lo que realmente había estado haciendo.

Cuando estuve allí, en Samarcanda, hubo una terrible inundación. Aquéllos adultos que habían sido niños, enseñados por el Babá a nadar para recoger las monedas, llevaron a los demás habitantes sobre sus espaldas, y de este modo los salvaron.

Cuando llegué a Bojara, un cruel tirano había tomado las ciudad. Estaba tratando de imponerles su voluntad. Pero la gente, acostumbrada a reírse de todo por los chistes del Babá, se rieron tanto de él, que tuvo un ataque de apoplejía y cayó muerto.

En Badakhshan, un grupo de hombres perversos, ansiosos por extender su poder sobre el pueblo, habían traído drogas a la provincia en el momento en que yo llegué. Dijeron: “Tomad éstas y alcanzaréis la felicidad y la realización.”

La gente invariablemente contestaba:

“No necesitamos vuestras drogas, ya que estamos completamente intoxicados por las danzas y jaranas que nos trajo el Babá.”

En Kandahar, el edicto de un usurpador ordenó que todos los registros escritos fuesen destruidos, de modo que todo el conocimiento parecería originarse en su tiempo. Pero la gente -por haber cesado de escribir gracias al Babá- hacía ya mucho tiempo había trasladado todo su aprendizaje a otras formas de comunicación. El antiguo saber ya estaba preservado en los diseños de las alfombras, en los mosaicos de cerámica, en objetos de bronce, bordados, decoración de todo tipo.

Gracias al Babá Errante toda esta gente y estas cosas se habían salvado”.


Idries Shah. Reflexiones. Pp 86,7,8


“… Shah habló sobre un período inminente de totalitarismo que duraría 400 o 500 años. La gente expresó su consternación por esta perspectiva a largo plazo. Él respondió:

“Estáis asombrados por un término de 500 años porque sois incapaces de la flexibilidad de mirar hacia atrás y hacia adelante en el tiempo; para nosotros, esta es una práctica normal. Trabajamos a largo plazo ... ”


“El Esteganógrafo VI”. Notas de mi madre (1979). Oliver Hoare. p.28


Ahora bien, estoy bastante seguro de que no correremos ningún peligro de ser invadidos por una horda de bárbaros mongoles -aunque nunca se sabe con unos políticos tan frágiles, erráticos y volátiles al mando- pero el aparato de vigilancia y control que está siendo instalado en la mayoría de las sociedades "desarrolladas" muestra que la "tiranía" ha recurrido hoy en día a un armamento más sofisticado de control y subyugación de las gentes.

"...Estamos instalando el sistema nosotros mismos, en nombre de la protección y para nuestro bien general. En efecto, nos estamos colonizando a nosotros mismos, y cualquier idea de responsabilidad personal se vuelve irrelevante cuando el Estado sabe más y tiene el poder de imponer su voluntad. Se está instalando poco a poco de muchas maneras diferentes - bases de datos, tecnología de vigilancia, recorte de las libertades individuales y, sobre todo, el ser políticamente correcto - para que la gente en general no se dé cuenta de lo que está pasando. Incluso el debate sobre el clima es manipulado para determinar cómo nos comportamos y controlar cómo vivimos".


"El Steganógrafo VI". Cena con I. Shah. (1979). Oliver Hoare. p.119


Y con respecto al ganar o perder una partida?


Este es un aspecto que me ha ‘preocupado’ en cierto modo todos estos años mientras jugaba. No lo he ‘resuelto’ completamente, pero he pasado por etapas durante mi juegos que me han ayudado a focalizar un poco mejor lo que me pasa al perder o al ganar.

Es obvio que uno juega con la intención de ganar la partida. Pero no termina ahi. Hay otros aspectos menos evidentes operando dentro nuestro al practicar este juego.

Uno de ellos tiene que ver con la idea propuesta por Wes Jamroz, de que la ‘ganancia’ es de cada uno y de todos, sea que observen o que jueguen. Este concepto, que me sorprendió un poco cuando lo leí por primera vez, ha encontrado relación con otra idea o concepto mencionado por Oliver Hoare en su “Steganographer VI”.

Es la idea de la transmisión ‘electrónica’ del conocimiento desde el maestro a toda la cadena de discípulos. Idries Shah usaba el término ‘electrónico’, en lugar de ‘espiritual’. Agha habló de esto de muchas maneras, usando generalmente la alegoría de la cadena, de la importancia de que los eslabones estén bien conectados y del mantener y cultivar la Unidad en esta cadena, que se conecta con todo el Sílsila, la llamada ‘cadena de transmisión’.

Los ‘insights’ de los amigos también se trasmiten al resto de la cadena, si la armonización está funcionando. Es como una corriente, pero que transmite información sutil, conocimiento, de un individuo a otro y a toda la cadena.

“…Varias características importantes se hacen evidentes en un grupo armonizado y en funcionamiento. En primer lugar, desde el punto de vista de un Maestro, es extremadamente eficiente, incluso económico: puede entregar información o experiencia a un 'terminal' del circuito, y se transmitirá a todos los demás participantes en una variedad de formas, a veces de manera consciente y en otros casos inconscientemente”.

“…Un grupo armonizado es una organización humana que puede realizar su potencial en otra esfera. Cuando el equilibrio es correcto, se establece una especie de vínculo 'electrónico' entre las personas, a través del cual se comparte la experiencia y a través del cual se puede mantener el contacto con la energía de la Tradición ".


“El Esteganógrafo VI”. Meditaciones Subeditoriales. Oliver Hoare. p.224


“… Cuando el grupo está funcionando correctamente de acuerdo con los requisitos y en el equilibrio adecuado sin demasiada emoción, y sin demasiada intelectualidad, existe una comunicación directa entre todas las personas relacionadas con este trabajo, y esa comunicación es telepática”.

“Saber cómo saber”. Idries Shah. Inclusión y Exclusión.


Aquí es donde tiene sentido para mí que, más allá de la habilidad y pericia que un jugador de Quaternity pueda adquirir con la práctica, (sospecho que parte de esta habilidad es también ‘transmitible’ al resto de la cadena), lo que se comparte con los otros eslabones es el 'destilado' de esta práctica , así como se comparte el beneficio de los demás ejercicios de la Tradición, los viajes, y demás actividades que generan un tipo refinado de energía.

Mirado desde este punto de vista, el resultado de un juego, en términos de ‘ganar y perder’ la partida, es irrelevante.

La visión de una ganancia grupal, un incremento energético evolutivo es lo que debe interesarnos, este enfoque ayuda particularmente a desapegarse gradualmente del viejo condicionamiento centrado en el ego y en nuestra sociedad competitiva, de que ‘ganar’ es bueno y ‘perder’ es malo.

Esta polaridad funciona solo a niveles superficiales, externos, pero no puede ser aplicada a niveles más profundos, donde ‘perder’ podría en realidad significar ‘ganar’ y viceversa.


Como bien dice Abu Sulaiman:


"Cuando el yo llora porque ha perdido,

la esencia ríe porque ha encontrado”.


"Un escorpión perfumado" Idries Shah. p. 69


O los dos famosos versos del poema “Si”, de Rudyard Kipling:


“Si puedes encontrarte con el Triunfo y el Desastre,

y tratar a esos dos impostores de la misma manera”.

Pero me gustaría que las últimas palabras en este asunto, fuesen de Rumi:


“A quien Él anuncia la victoria y el triunfo, el éxito y el fracaso son todo uno. Para quien el favor del Amigo es una certeza, qué miedo tendrá de la derrota y el combate? Cuando está seguro de que le dará jaque mate a su oponente, la pérdida de su caballo y su elefante (alfil) representa una minucia. Si a su caballo se lo lleva alguien que lo desea, lo deja marchar; (pues) acaso no es él (con la ayuda de Dios) el vencedor?”


“Mathnavi”. Jalaluddin Rumi. Libro V. p. 375-6




Quaternity Chess

©2017 by quaternity-chess.com. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now