Our Recent Posts

Tags

  • Wes Jamroz

El que no prueba, no sabe


Hay dos tipos de experiencias que puede ofrecer el ajedrez Quaternity.

Una de ellas es la de espectador del juego, es decir, un elemento externo. La otra es la del participante.

Desde el punto de vista de un observador, Quaternity permite observar el proceso de elevación de una mente humana ordinaria a sus modos de operación más elevados.

Una mente ordinaria significa una mente que opera en su más modalidad más básica, es decir, una mente que no ha sido expuesta a un proceso de refinamiento. Una mente ordinaria es impulsada por facultades ordinarias (naturales). La mente puede ser conducida a modos superiores de operación a través de la activación de sus facultades internas. En una persona común, las facultades internas permanecen en su estado latente. Hay cuatro facultades internas que a menudo están marcadas por cuatro colores diferentes. (1)

Esta situación está representada por la disposición inicial de las piezas de ajedrez en el tablero. Hay cuatro conjuntos de piezas de ajedrez marcados con cuatro colores, es decir, blanco, rojo, negro y verde. Cada uno de estos cuatro conjuntos representa una facultad interna específica de la mente. Al comienzo del juego, los cuatro juegos de piezas de ajedrez están en estado latente; todavía no están activos.

El juego está diseñado de tal manera que sigue la metodología del desarrollo de la mente humana. Los cuatro jugadores sentados alrededor del tablero representan el estado compuesto de una mente ordinaria. En este estado inicial, las facultades internas están inactivas. El proceso se desencadena por la presencia de un elemento activador. Es este elemento "misterioso" el que impulsa y controla todo el proceso.(2)


En el ajedrez Quaternity, la activación del proceso está marcada simbólicamente por el primer "movimiento" en el tablero.

En el momento en que comienza el juego, los jugadores se involucran activamente en el proceso. De acuerdo con la metodología empleada, aquellas facultades internas que son naturalmente más fuertes se activan primero. Estas facultades más fuertes están impulsadas por el deseo de transmutarse en otras nuevas y más poderosas. Tal transmutación puede presentarse como una unión de dos colores. En el Ajedrez Quaternity, esto ocurre cuando un jugador hace jaque mate a uno de los otros tres jugadores. El primer jaque mate marca la primera etapa del proceso. El jaque mate da como resultado la aparición de una nueva "facultad" que se forma como la combinación de dos colores, es decir, el del que da el jaque mate y el del que recibe el jaque mate. Se podría decir que, en este momento, las dos facultades se transmutan en una nueva. La nueva facultad es más poderosa que las dos originales. Esta situación se ilustra simbólicamente en la siguiente historia sobre un hombre cojo y un hombre ciego:


“Un hombre cojo entró en una casa de té y se sentó junto a otro hombre que estaba allí.

Suspiró y dijo: "No podré llegar al banquete del rey debido a mi cojera". El otro hombre lo

miró y dijo con tristeza: “También me han invitado. Pero soy ciego y, por lo tanto, tampoco

podré llegar allí”. Un tercer hombre que estaba sentado en otra mesa dijo: “Pero ustedes

dos tienen entre ustedes los medios para llegar a su destino. El ciego puede caminar, con el

cojo sobre sus hombros. Al estar unidos de esta manera, ambos pueden llegar al banquete.

Así, el hombre ciego y el hombre cojo pudieron participar en la fiesta del rey.”


En el siguiente paso del proceso, se unen otros dos colores. Esto sucede cuando se le da jaque mate al segundo jugador. Esto marca la segunda etapa del proceso de elevación. En este punto, solo quedan dos colores. La última etapa está marcada por el tercer jaque mate. Después del tercer jaque mate, solo hay un rey que controla los cuatro colores. Este "rey" representa simbólicamente la nueva y más alta facultad que está dotada de percepción supra-cognitiva. Desde el punto de vista del observador del juego, no hay ganadores ni perdedores. Solo hay un proceso constructivo que conduce a la formación de una nueva facultad. Es de esta manera que aquellos que están viendo el juego pueden familiarizarse con las diversas etapas de la activación de la estructura interna de la mente humana.


Ahora, en lo que respecta al segundo tipo de experiencia, es decir, la de un participante, esa es una historia completamente diferente. Este tipo de experiencia no se puede describir; solo se puede experimentar participando en el juego. Solo participando activamente en el ajedrez Quaternity, uno realmente puede experimentar el funcionamiento del elemento "misterioso" que impulsa todo el juego. Esto está de acuerdo con un lema de Jalaluddin Rumi, un poeta afgano del siglo XIII, "El que no prueba, no sabe".



(1) La estructura interna de la mente humana está descripta en detalle en “A Journey through Cosmic Consciousness”,

Wes Jamroz (Troubador Publications, 2019)


(2) Javier Romano se refiere a este elemento como ”el viento de la Divinidad” – ver su publicación del 22 de Abril, 2019



Quaternity Chess

©2017 by quaternity-chess.com. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now